Son muchas las personas las que intentan aprender a pintar guiándose de algún libro; por ejemplo, en la página de www.descargar-libros.net, podemos encontrar libros muy buenos que nos ayudarán con este propósito. Sin embargo, muchos autores aseguran que, aunque hay técnicas que si que es verdad que se pueden aprender, este tipo de arte se centra más bien en un don que en otra cosa.

Hay cierto elementos clave como los conocimientos del dibujo; como la perspectiva, la composición, así como la teoría del color, que se consideran claves a la hora de pintar. Sin embargo, en estos tiempos modernos no están tan definidos como antes. A lo largo de Internet podemos encontrar una completa sucesión de imágenes en las que nos podemos basar, tenemos cámaras fotográfias de la más alta calidad, fotocopiadoras a color, incluso hasta papeles especiales que nos servirán para poder pasar un boceto a un lienzo, por ejemplo.

Y, sobre todo, no nos tenemos que enfrentar a la mism presión que los pintores clásicos cuando tenían que pintar un cuadro que se pareciera lo máximo posible a la realidad, así como retratos de la realeza que podrían llegar a entrañar varias horas y varios días.

Hoy en día tenemos la completa libertad de redactar lo que se nos antoje, tanto un retrato de tipo realista, abstracto, hiperrealista, cubista, minimalista, surrealista, impresionista, con el estilo que nos de la gana y sin que nadie nos pueda decir nada.

Lo más importante de todo es que cultivemos de forma diaria nuestro arte, y que aprendemos de forma continua sobre técnicas para pintar. Que nos esforcemos en incrementar nuestros conocimientos, en la observación de detalles, así como en cualquier otro punto de importancia.

Apúntate a una buena academia de dibujo y lograrás los mejores resultados sin ningún tipo de duda.