Si tienes arte y unas manos perfectas para el moldeado o la pintura, pero crees que jamás llegaras a nada, no te desesperes, exponer tus obras de arte en un museo no es tan complicado como las películas nos hacen creer a diario, solo necesitas poder demostrar tu arte y confiar en ti mismo, el resto vendrá solo.

Muchas galerías de arte realizan el día especial del artista independiente, donde podremos exponer al menos una de nuestras obras, solo tendremos que presentar dentro del plazo la obra que queremos exponer y relatar brevemente lo que hemos querido expresar con ella, generalmente si al museo le gusta nuestra obra podremos exponer más a menudo en esa galería o museo, y lo mejor de todo que si les gustamos no nos cobraran ni un euro.

Otra de las formas de poder exponer nuestras obras es mediante pago de un alquiler, hay museos que tienen salas reservadas a exposiciones y si las alquilamos podremos exponer nuestras obras con absoluta libertad, de manera que demos a conocer al mundo nuestro trabajo y poder sentirnos orgullosos de un trabajo bien hecho.

Si sientes que llevas el arte por dentro y que no dejan que te expreses no te rindas