El otro día tuvimos un acalorado debate porque entrar un grupo de turistas que aseguraron que los temas esotéricos no tienen ningún tipo de cavidad en un museo. En un primer momento estuvimos de acuerdo, pero luego, analizándolo de una forma más detenida, pensamos que esto no tenía que ser así. De hecho, nos pusimos en contacto con el grupo de videntes de las páginas: www.carmenluque.estiradadetarot.orgwww.tarot-amor.esvidentesdeltarot.es,  www.destinotarot.comwww.ritualmagico.comwww.luisavidente.estarotvisa24h.com con el objetivo de saber lo que ellas sabían sobre este tema.

Al parecer, ya se habían producido toda una serie de exposiciones en ciertos museos reconocidos a lo largo del mercado y ellas habían participado en estos eventos. La idea era poder explicar algunos de los sucesos paranormales que se producían a lo largo de los años a través de diferentes exposiciones en las que, lógicamente, se había recopilado la máxima información posible.

Esto, desde el mismo momento en el que supimos de su existencia, nos pareció una idea estupenda: nosotros, desde el momento en el que habíamos inaugurado el museo, únicamente nos habíamos lanzado a recrear toda una serie de sucesos en donde la ciencia se consideraba como el máximo exponente. Sin embargo, pensábamos que el mundo esotérico no tenía ningún tipo de cabida aquí.

En el momento en el que nos pusimos explorar nos dimos cuenta de que las posibilidades prácticamente se concebían como infinitas: existían toda una serie de temas relacionados con el esoterismo y que realmente nos podían venir genial. Ahora bien, existe un problema es que nosotros no tenemos mucha idea sobre temas esotéricos, sólo sobre temas científicos: precisamente por esta razón hemos contratado a una vidente profesional que nos pueda asesorar en todo lo relacionado con este ámbito. No queremos meter la pata en ninguna parte.